Política Económica y Legado Cultural formaron las Noches de cultura china en honor al 10° aniversario de la fundación del Instituto Confucio

Por: Rodrigo Martínez / 罗瑞高

Fotos: Rodrigo Martínez / 罗瑞高

Los meses de octubre y noviembre las Noches de cultura china formaron parte de la celebración del 10° aniversario de la fundación del Instituto Confucio con las conferencias: “Política económica de China: Lecciones para América” por M.Sc. Rodrigo Corrales Mejías y “La maestra Hilda Chen Apuy; El don de dar a través de la docencia” por el Dr. Manuel Araya Incera surgiendo con el propósito de acercar las comunidades costarricenses y chinas de Costa Rica a la realidad y cultura de China.

Conferencia: Política económica de China: Lecciones para América

Realizada el pasado 26 de octubre en el Instituto Confucio de la Universidad de Costa Rica (ICUCR) por el investigador en temas económicos del Centro Internacional de Política de la Universidad Nacional de Costa Rica, Rodrigo Corrales Mejías; la conferencia profundizó en los temas; Estado paternalista, las reformas de Deng Xiaoping y el socialismo de mercado; a partir de 2012 se da un crecimiento económico sostenido de 6.7% del PIB Chino, representando un despertar económico del gigante asiático. Para Latinoamérica el crecimiento chino ha dejado tres lecciones principales:

  1. El Estado y cuanto debe cubrir: Protagonismo del Estado paternalista con protección y fomento de la industria interna preocupado por crear clúster de innovación tecnológicos, estimulo a nuevos negocios de la pequeña industria, y facilitarle a las personas realizar emprendimientos de forma más integral.
  2. Apostarle a lo propio: Buscar que la inversión extranjera directa sea un encadenamiento, una fuente de procesos curvos de aprendizaje para la empresa interna.
  3. Autonomía Política: Es el reto más grande que en Costa Rica tenemos, entendiendo que la relación con los organismos internacionales económicos requiere que planteemos estrategias para el desarrollo nacional desde el desarrollo nacional y que nos permitan guiar hacia una senda de desarrollo estratégico más marcada par y por los costarricenses con medidas menos internacionalistas y que sea más realista y pragmático para nuestra realidad.

Conferencia: “La maestra Hilda Chen Apuy; El don de dar a través de la docencia”

La segunda Noche de cultura china fue ofrecida por el Dr. Manuel Araya Incera el 23 de noviembre, comentando el gran legado de la maestra Hilda Chen Apuy quien fue pionera en el estudio de las culturas asiáticas en el campo de la Historia en Costa Rica.

Hilda Chen Apuy nació en la ciudad de Puntarenas el 23 de enero de 1923, hija de un inmigrante chino de Cantón que se radicó en el país y Rafaela Espinoza, vecina de Esparza, Puntarenas de origen mestizo. Su padre pertenecía a un grupo étnico que había sido objeto de medidas discriminatorias desde que comenzó a emigrar a Costa Rica en el siglo XIX e incluso a inicios del siglo XIX, no obstante, ha contribuido con el desarrollo de Costa Rica en diversos ámbitos.

El Dr. Incera mencionó acerca de doña Hilda que “su dharma la llevó a ser puente de entendimiento entre las culturas asiáticas y la costarricense, con una gran producción literaria y sensibilidad a la danza y la poesía”.

Swadharma en la filosofía hindú, este término se utiliza para explicar que cada ser de este mundo está aquí para cumplir con su karma. Es la razón por la que hemos sido creados. El significado de Swadharma es ‘el karma que nos pertenece’ (o que nos corresponde) y que de acuerdo al Dr. Araya se expresó en su esplendor con la vocación artística de doña Hilda con la participación en los grupos de danza creativa, ballet, su producción literaria y su función como puente de culturas entre Asia y Costa Rica.

Además desarrolló la expresión innata de temas de ambientación china a sugerencia de sus amigos y maestros Froylán Turcios, Joaquín García Monge y Roberto Brenes Mesén. Fue maestra insigne de la historia de Oriente, fue sobre todo una erudita del pensamiento y del arte como expresiones superiores del espíritu humano. En su amplia experiencia docente, introdujo elementos de la historia de las civilizaciones de Asia en sus lecciones de Historia de la Cultura, en una época en que el contenido de este curso era marcadamente europeísta e impartió cursos completos relacionados con esa temática como el de Historia de China, Japón e India y hasta uno sobre Arte Egipcio. Doña Hilda fue una apasionada activista contra la guerra y contra la contaminación ambiental dejándolo claro en cada espacio que podía.

Entre los premios que obtuvo fue: Orden del Tesoro Sagrado (Tercer grado), conferida por el Gobierno de Japón en 1985. Primera mujer latinoamericana condecorada por Japón, Medalla de la Cultura. Ministerio de Educación de Taiwán, República de China, 1989, Premio Nacional de Cultura “Magón” 2003. Doctorado “Honoris Causa” en Letras Humanas. Mount Holyoke College, Massachusetts, Estados Unidos. 2006 y Premio “Rodrigo Facio Brenes”. Universidad de Costa Rica. 2008.

Doña Hilda dejó un legado brillante para que las futuras generaciones se puedan inspirar en un diálogo intercultural de intercambio equitativo, así como el diálogo entre las civilizaciones, culturas y pueblos, basados en la mutua comprensión y respeto y en la igual dignidad de las culturas.

Se recuerda que el Instituto Confucio (IC-UCR) es una institución pública formada por la Universidad de Costa Rica, la Oficina Nacional de Enseñanza del Chino como Lengua Extranjera (Hanban), en colaboración con Renmin University of China (RUC); tiene como ejes centrales: la difusión del idioma mandarín y de la cultura china; además, la acción social es también parte fundamental del quehacer del Instituto.

Contacto para más información / 联系方式: Rodrigo Martínez (罗瑞高)

Encargado de Comunicación Instituto Confucio (孔子学院传媒负责人)

Correo:(电子邮箱: comunicacion.confucio@gmail.com

Página web (网页): http://institutoconfucio.ucr.ac.cr/

Teléfono (电话): 2511-6870